CONOCE SI REALMENTE HA VALIDO LA PENA ESTE NUEVO DISPOSITIVO

Desde el primero de julio del año pasado se ha reformado la tarifa horaria del consumo de electricidad. Y hasta la fecha hay muchos que no están convencidos del cambio. Sin embargo esto se debe a que no se comprende bien qué es lo que ha sucedido. El nuevo contador es parte de un novedoso sistema que permite contabilizar en función del consumo por hora y dependiendo del costo por hora que tenga el consumo para ese momento. Para aprovechar al máximo el nuevo sistema de tarifa, que pone el costo de acuerdo a la variación en el mercado para cada hora determinada, se necesita el contador inteligente homologado. Aunque estos contadores se han ido instalando en los hogares, se prevé que para finales del dos mil dieciocho es cuando se logrará abarcar la totalidad de las familias en el país.

Hasta la fecha hay poco más de once millones de contadores inteligentes instalado, y aunque es una gran cifra, todavía queda mucho trabajo por hacer, apenas se ha logrado abarcar un cuarenta por ciento. La colocación de este nuevo contador implica un corte momentáneo del servicio eléctrico, además que su instalación supone la obligación de un previo aviso. La información que transmite el contador inteligente es instantánea, cada consumidor tendrá la oportunidad de consultar diariamente los datos en la página de la Red Eléctrica, allí podrá conocer el costo de la tarifa las veinticuatro horas siguientes de la consulta. De esa manera se tendrá la oportunidad de saber si será alto o bajo el costo y tomar las precauciones necesarias para asegurar un consumo moderado y una tarifa no muy excedida al final del mes.

De manera que uno de los beneficios más importante es la facultad que otorga de autoregular el consumo, teniendo los indicadores necesarios para poder efectuar un cálculo diario respecto al día siguiente. Esto le permite a cada familia elaborar su propio plan de consumo.

El costo que supone este nuevo contador es de aproximadamente un euro mensual, ya que se le sumará a la factura mensual 0,81 céntimos más el IVA. Si el consumidor quiere pagar la totalidad del contador para no sufrir este incremento mensual en la factura, deberá pagar cerca de cien euros más los gastos administrativos de la instalación y de las pruebas pertinentes, costos que podrían variar de acuerdo a la comunidad autónoma donde se encuentre. Otro de los beneficios están en que la posibilidad de monitoreo permite conocer cuáles horas del día son las más recomendables para incrementar el consumo de aparatos eléctricos como el aire acondicionado.

Por otra parte, la instalación de los nuevos contadores también ha levantado una serie de críticas y hay quienes aseguran que no hay grandes beneficios con ellos. También aseguran que la información que suministran los contadores inteligentes deberían estar disponibles únicamente para los consumidores, y contrario a ello más de doscientas comercializadores tendrán acceso a información confidencial referente a los horarios en que más consumo tiene un cliente y cuáles son sus hábitos respecto al consumo de electricidad.

Las críticas también sostienen que mientras las empresas eléctricas tienen acceso directo a los contadores, los consumidores deben acudir a la página web para poder acceder a la información que requieren del contador. Esto supone la consulta compulsiva de la página de Red Eléctrica para el constante monitoreo si es de interés del consumidor. Sin embargo, las grandes reformas por lo general levantan oposición. Aunque este nuevo sistema todavía tiene puntos débiles y algunos aspectos que deben mejorarse o estudiarse, es un paso para poder ofrecer nuevas formas de monitoreo y de autoregulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *