Una duda muy común que se encuentran los propietarios cuando van a reformar su vivienda es si instalan gres o tarima flotante. Desde Profesionales en Reformas, no vamos a decirte lo que debes hacer, pero si podemos darte nuestra opinión y algunos datos objetivos para que luego elijas lo más adecuado a tu vivienda y al uso que le tengas que dar.

Respecto a la temperatura:
Si deseas dar un ambiente cálido, la tarima flotante es mejor porque tiene algo de madera y por qué está un poco aislada del suelo. En cambio si vives en un lugar caluroso lo ideal es el suelo cerámico o gres
Respecto al precio:
En este caso, podríamos decir que puede ser igual uno que otro. Ya que ha diferentes calidades y precios, pero ambos se mueven en los mismos márgenes. Por otro lado la tarima flotante es más fácil de instalar, de modo que si lo instala uno mismo, el precio sería mucho más reducido.
Respecto a la durabilidad:
En este caso, el gres es mucho más resistente al tránsito a los golpes y a los arañazos
Respecto a la limpieza:
Ambos materiales son fáciles de limpiar, aunque el gres es más resistente al agua
Respecto a la estética:
Esto es algo muy personal, pero tanto un material como otro, tiene muchos modelos que imitan y simulan otros materiales
Respecto a la instalación:
Es mucho más fácil y sencillo instalara la tarima flotante. Se instala más rápido y deja mucha menos suciedad

 

Resumen

Bajo nuestro punto de vista, usaríamos suelos cerámicos para:
Viviendas muy calurosas, viviendas de alquiler, viviendas donde se quiera hacer una reforma “para toda la vida”

Y usaríamos tarima flotante:
Para viviendas frías, viviendas para uso particular, viviendas que se le quiera dar un toque más elegante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *