El tener una piscina en casa tiene infinidad de cosas positivas. No solo incrementa el valor de una propiedad sino que además nos permite refrescarnos en verano, así como pasar buenos momentos en compañía de familia y amigos. Quién no se imagina aquellas reuniones en familia con los niños bañándose horas y horas en la piscina.

Normalmente hay dos tipos de piscinas: las piscinas de obra, a medida; y las prefabricadas. Luego en ambos casos uno tiene que elegir el diseño, la iluminación interior y exterior, materiales especiales, ornamentación o espacios adyacentes como solariums, entre muchos.

Veamos cuáles son las ventajas principales al contar con una piscina en tu jardín:

 

  1. Felicidad: Las piscinas mejoran tu salud, sobre todo, teniendo en cuenta los altos porcentajes de estrés de muchos españoles. Aliviar el estrés después de un largo día es crucial para mejorar la vida en familia. También puedes practicar deportes como la natación para mantenerte sano y mejorar tu estado de ánimo.

 

  1. Estética: Las piscinas añaden un toque estético a las propiedades. Una piscina de diseño único puede convertir tu jardín en un oasis exclusivo. ¿Has visto las piscinas con cascada o las llamadas ‘infinity’ (sin borde)? Una piscina es un elemento paisajístico llamativo que hará que todos tus vecinos y amigos quieran acercarse a tomar algo y disfrutar de una tarde de relax.

 

  1. Vacaciones: Una piscina es sinónimo de vacaciones, sin salir de casa. Y no es de extrañar que cada vez más gente opte por las vacaciones en casa. Además, lo que se ahorra en viajes lo puedes invertir en tu piscina.

 

  1. Recuperación de lesiones: Las piscinas son un excelente recuperador ya que permite hacer ejercicios suaves. Ayudan además a desarrollar la musculatura sin estresar el cuerpo. Mejor recuperarse al aire libre que en un clínica, ¿verdad?

 

  1. Aumenta el valor de las casas: Tanto si vendes tu casa como si la mantienes durante años, una piscina puede aumentar considerablemente el valor de tu vivienda. De hecho, estudios recientes de expertos inmobiliarios demuestran que tener una piscina puede aumentar el valor de la vivienda en un 15%.

 

¿Con ganas de tener una piscina?

No eres el único o única. Recuerda que vale la pena planificar el diseño de tu piscina con un constructor antes de dar el paso. Si no sabes por dónde empezar, un servicio de construcción de piscinas profesional es lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *