Instalación - Averías - Mantenimiento - Desatascos

Consejos para acabar con el mal olor de tuberías


Las causas más comunes de los olores desagradables provenientes de las tuberías del desagüe del baño o la cocina son nuestros hábitos diarios. Restos de comida y cabello en los desagües de fregaderos o lavabos, agua estancada u omitir desasear las tuberías durante la limpieza, son solo algunas de las causas.

La causa principal y más común de obstrucción de las tuberías de alcantarillado y la liberación de un olor muy desagradable son los residuos de alimentos que caen al desagüe. Por ello, es recomendable el colocar un colador en el desagüe y limpiarlo regularmente de todos los residuos de comida. Además, nunca viertas café molido o residuos de grasa de alimentos fritos en el fregadero. Una regla similar se aplica al arroz, la pasta, el apio y otras verduras fibrosas, las cáscaras de huevo y los medicamentos.

Agua residual

El motivo del olor desagradable procedente del fregadero, lavabo o bañera también puede ser el agua que queda en las tuberías, que es un entorno excelente para el desarrollo de diversas bacterias y hongos. La solución óptima es desatascar regularmente los desagües y tuberías y limpiar las instalaciones sanitarias, y seguramente evitará un problema persistente.

Detergentes

El riesgo de olor y oxidación de las tuberías puede verse incrementado por algunos detergentes que usamos para lavar y limpiar, así como por los jabones que usamos para el cuidado. Siempre debemos intentar alcanzar productos de buena calidad. Esta regla se aplica tanto a las preparaciones preparadas como a las que se preparan en casa.

Humedad y moho

Las tuberías cerca de grifos e inodoros son extremadamente susceptibles a la humedad y al moho. Limpiamos periódicamente las superficies de los sanitarios, despejamos las tuberías y aseguramos una buena ventilación en la cocina y el baño, y minimizamos el riesgo de problemas de olores y taponamiento de tuberías.

mal olor de tuberias

¿Cómo quitar el mal olor de las tuberías?

Existen diversos remedios naturales que puedes preparar en casa de forma segura te ayudarán a deshacerte de los olores desagradables que provienen de las tuberías.

Preparación casera a base de bicarbonato de sodio y vinagre

El bicarbonato de sodio y el vinagre de alcohol tienen propiedades antibacterianas y antifúngicas, gracias a las cuales previenen eficazmente el crecimiento de microorganismos y eliminan sedimentos, grasas o cualquier otra sustancia que provoque malos olores en las tuberías.

Ingredientes necesarios:

  • 100g de bicarbonato de sodio
  • 200ml de vinagre blanco
  • 1/2 litro de agua caliente

Un método de preparación:

Lo primero que haremos será hervir el agua y agregarle el vinagre. Después, mezcla bien los ingredientes. Mientras tanto, vierte bicarbonato de sodio en el desagüe del fregadero, lavabo o bañera. Luego vierte agua tibia con vinagre, para que se mezcle con el bicarbonato de sodio. Los preparados reaccionarán y empezarán una reacción efervescente. Cubre el desagüe que se va a limpiar, para que no entre agua. Deja que la mezcla actúe durante varias horas, preferiblemente durante la noche.

Remedio casero a base de carbonato de sodio

Ingredientes necesarios:

  • 4-5 cucharadas de sal de roca
  • 1 litro de agua caliente
  • 2 cucharadas de carbonato de sodio

Un método de preparación:

Vierte sal de grano en el desagüe. Después de unos veinte minutos, enjuaga con agua fría. Luego viere ceniza de sosa en el agua caliente. Vierte la solución resultante en las tuberías. Realiza el procedimiento de limpieza regularmente, al menos una vez por semana, para evitar la obstrucción del desagüe y la formación de un olor desagradable.