Instalación - Averías - Mantenimiento - Desatascos

Ventajas e inconvenientes de un calentador eléctrico


Habitualmente nos conseguimos con calentadores con caldera de gas natural o también podemos encontrarnos con el de butano y el calentador eléctrico que es preferido por muchos por la facilidad a la hora de instalarlo, además que profesionales en fontanería lo recomiendan.
El calentador de agua eléctrico es aquel que calienta el agua mediante una resistencia eléctrica que posee en su interior. Cuando el agua ha alcanzado una temperatura entre los 60ºC (Grado Celsius) y los 75ºC la resistencia procede a apagarse automáticamente.
Mediante el uso de una sonda se detecta en el sistema que la temperatura baja y la resistencia se vuelve a poner en marcha para mantener la temperatura requerida. Un elemento indispensable para que no se dispare el consumo eléctrico es el aislamiento del termo puesto que cuanto mejor se dicho aislamiento menos pérdidas se producirán.

Ventajas al hacer uso de un calentador eléctrico:

  • Con tan solo abrir la manilla de agua ya sale caliente al momento
  • El agua al salir del grifo sale a una temperatura constante
  • Nos ahorramos más dinero en revisiones técnicas
  • Se pueden combinar con la incorporación de paneles solares
  • No hay peligro de combustión por bombonas de gas
  • No se solicita de una bombona de butano o gas natural
  • Es más fácil de instalar ya sea usted mismo o un fontanero, ya que no requiere una instalación de gas o para bombonas de butano
  • Es buena adquisición para un uso de agua caliente continuó
  • Para el uso de 2 a 3 personas es ideal puesto que no habría horas concretas donde se gastaría mucha agua a la vez

ventajas e inconvenientes termo gas

El lado oscuro del calentador eléctrico:

  • Al terminarse el agua caliente almacenada tarda un poco de tiempo para calentar de nuevo el agua fría que ingresa al depósito del calentador
  • Sin electricidad el calentador eléctrico no calentaría el agua
  • Al ducharse varias personas seguidas el agua caliente no rinde para todas estas personas
  • Se requiere de un espacio amplio para instalar el calentador
  • El agua se calienta de forma más lenta que si se usara un calentador a gas
  • Se gasta electricidad cada vez que se hace uso del calentador
  • Se debe mantener el termo aislado para evitar el derroche de electricidad

 

Una vez expuestas ventajas e inconvenientes, es el cliente el que debe decidir que le interesa más.